Hueco

Acunando la entropía.

Ese espacio vacío en medio de la nada

Solución

Escrito por hueco 28-02-2014 en Solución. Comentarios (0)


http://www.youtube.com/watch?v=Iznpwmcntg4

Hola, ¿cómo estás?
No me cambiaría por nada ni nadie.
Yo tampoco.
¿Tú también sientes miedo?
Sí. No puedo evitarlo, supongo que por eso es tan intenso, saber que todo puede terminar hace que saboreé todos los matices como nunca antes lo había hecho.
Es como saber que la muerte está a la vuelta de la esquina.
Sí, como si estuvieras escondido de algo, en un rincón secreto y a la vez preferido y mágico que te protege de todo lo malo y externo, de las obligaciones, de lo impuesto, de los seres queridos, de la rutina.
Que te separa de todo en general, sólo existe este momento y estas personas.
Eso hace que parezca infinito, su precariedad lo carga de sentido.
También lo vacía fuera del contexto.
Pero es que el contexto es lo único que importa, porque es excelso, ¿para qué quieres el resto, o para qué lo necesitas?
Compartimos con otros lo que no hace falta aquí, no necesitamos eso entre nosotros.
¿Para qué exigirlo entonces?
Lo que nos damos en este refugio no se pierde en palabras o malentendidos.
No busca poder.
Solo placer, en estado puro. No lo confundamos con pureza, eso no existe, al menos en las relaciones.
Y eso es lo que no abunda. Las personas se disfrazan tras costumbres y tradiciones.
Aquí utilizamos el engaño de la naturaleza en nuestro provecho.
Espero que no olvidemos esto.
Yo también, me ha costado entenderlo y saber lo que quiero.
Encapsulemos esto y olvidémonos de nosotros fuera de aquí.
Es la forma de no perderse.

Comparando transparencias.

Escrito por hueco 27-02-2014 en Frustación. Comentarios (0)


Las palabras son el eufemismo de los hechos, ellas solo importan cuando hieren, cuando te desechan como al rabillo de una fresa. El que siente y no transmite es pusilánime en lo que debería importar, solo experimenta la empatía ante un espejo. Si ahogas el sentimiento no le dejas salir a flote, no permites su rescate, se hunde con todas las experiencias y sedimenta frustración. Por más que razones y hagas análisis sobre el pasado, la historia siempre es subjetiva y coincide con el pensamiento de los que se creen vencedores, que imponen su punto de vista sobre el de los que no han estado y vendrán en el futuro. El tiempo siempre se repite pero nunca volverá a ser el mismo, en la felicidad acelera hacia su fin, en la tristeza se congela; nace, crece y muere y con él todo lo que ocurrió y que ya no es, que no será. Conocer cómo seremos mañana, eso no puede ser, ya no existe. Los vínculos fuertes se sueldan del mismo modo que los huesos rotos, a través del dolor sufrido es la forma en que nacen y es cómo nos damos cuenta de su necesidad. Escribir es una forma de quejarse, de ajustar cuentas con el pasado, con la vida, con y contra todo. Al quejarse uno muestra su desazón, el que lee puede interpretar un insulto o, si mira más allá de su egocentrismo, tiene la posibilidad de adentrarse en la mente del que calla la voz pero que trata de interpretarse y que le interpreten, invita a otros a que paseen por su intimidad, enseñando sus vergüenzas más escondidas y exponiéndose a recibir malas interpretaciones y contestaciones sin derecho a réplica, es decir, pudiendo ser censurado por pensar en libertad, por mostrar su visión de los hechos sin más finalidad que registrar la crónica o hacer el relato de cómo ha malentendido las vivencias. Cuando escribes te haces minúsculo, cuando te leen infinito. Le dijeron que estaba verde, por lo que trató de mostrarse maduro, para entonces ya olía a podrido. Así que resultó que sabía redactar, cuando le interesaba, leer, cuando quería, y fue que la timidez dejo a la vista el complejo de inferioridad, como siempre, y el orgullo se tornó en soberbia, y esta en ira, y todo lo que fue capaz de articular por escrito se convirtió en un arma arrojadiza, de esas que se vuelven como un boomerang para clavar letra a letra en la piel el mensaje como cuchillo.

Útyoy

Escrito por hueco 20-02-2014 en Amor. Comentarios (0)

No estoy distante, solo pienso en ti. Trato de ser mejor para que sigas a mi lado. No te aparto, aunque no lo creas, es inseguridad. Nada se parece más a la eternidad que cuando nos amamos. Atrapo nuestras vidas en un instante, doy gracias de estar sanos y jóvenes para disfrutarlo, y cuando no estás pienso que estoy en deuda con los dos, contigo y conmigo, y que no puedo defraudar ese sentimiento, y que te cuidaría en la enfermedad, que ojalá tarde, como estar juntos me cura a mí, como no quiero renunciar por ninguno de los dos a la unión en uno que siento en lo más interno, en eso que algunos llaman alma, a sentirme uno siendo dos, entregándonos sin vergüenza, regalando lo más íntimo que poseemos, mi soledad en la que entras y me tapas como segunda piel, como segundo corazón, que late cuando el mío está cansado.

La poda

Escrito por hueco 27-12-2013 en Hola. Comentarios (0)

Cuando apareciste llena de arañazos y con las manos ensangrentadas de apartar el alambre de espino que me envolvía, dijiste:

- Estabas ahí, lo imaginaba. 

- Sí, aquí estoy. Ya no esperaba que nadie me viera. Incluso había olvidado que estuviese. 

Iramor

Escrito por hueco 12-09-2013 en General. Comentarios (0)

Tu boca es adictiva, metadona es tu recuerdo en soledad, sencillo tu cuerpo en mis manos, parecemos haber nacido para interpretarnos, improvisando en la más difícil de las partituras, ignorando lo sabido, aplaudiendo lo que otros obvian, prediciendo los movimientos, comprendiendo la madurez, compartiendo la ilusión tranquila, desmaquillando los complejos, iluminando las virtudes. También al bailar como lo hacemos, como adolescentes con treinta años más de experiencia, con la piel erizada, el iris dilatado, confundiendo el sudor. Clonando la felicidad. Lo que pudo haber sido y no fue, por fin será.