Hueco

Útyoy

Escrito por hueco 20-02-2014 en Amor. Comentarios (0)

No estoy distante, solo pienso en ti. Trato de ser mejor para que sigas a mi lado. No te aparto, aunque no lo creas, es inseguridad. Nada se parece más a la eternidad que cuando nos amamos. Atrapo nuestras vidas en un instante, doy gracias de estar sanos y jóvenes para disfrutarlo, y cuando no estás pienso que estoy en deuda con los dos, contigo y conmigo, y que no puedo defraudar ese sentimiento, y que te cuidaría en la enfermedad, que ojalá tarde, como estar juntos me cura a mí, como no quiero renunciar por ninguno de los dos a la unión en uno que siento en lo más interno, en eso que algunos llaman alma, a sentirme uno siendo dos, entregándonos sin vergüenza, regalando lo más íntimo que poseemos, mi soledad en la que entras y me tapas como segunda piel, como segundo corazón, que late cuando el mío está cansado.

La poda

Escrito por hueco 27-12-2013 en Hola. Comentarios (0)

Cuando apareciste llena de arañazos y con las manos ensangrentadas de apartar el alambre de espino que me envolvía, dijiste:

- Estabas ahí, lo imaginaba. 

- Sí, aquí estoy. Ya no esperaba que nadie me viera. Incluso había olvidado que estuviese. 

Iramor

Escrito por hueco 12-09-2013 en General. Comentarios (0)

Tu boca es adictiva, metadona es tu recuerdo en soledad, sencillo tu cuerpo en mis manos, parecemos haber nacido para interpretarnos, improvisando en la más difícil de las partituras, ignorando lo sabido, aplaudiendo lo que otros obvian, prediciendo los movimientos, comprendiendo la madurez, compartiendo la ilusión tranquila, desmaquillando los complejos, iluminando las virtudes. También al bailar como lo hacemos, como adolescentes con treinta años más de experiencia, con la piel erizada, el iris dilatado, confundiendo el sudor. Clonando la felicidad. Lo que pudo haber sido y no fue, por fin será.

En voz bajita

Escrito por hueco 04-09-2013 en General. Comentarios (0)

Sin saber cómo, sin previo aviso, el azar se convierte en suerte, de la buena, y el reloj de la vida desanda años, décadas, para devolverte a una edad en la que la inocencia llamaba a la puerta de cada nueva experiencia, la edad en la que no sabías que todo esta dicho, todo compuesto, todo vivido, aquella edad en la que los ojos de un niño se asomaban por encima de la valla tras la que un mundo por descubrir esperaba lleno de matices y sabores que disfrutar, aquella edad que ya mayores tendemos a olvidar hasta que alguien nos muestra la belleza de la sencillez.

Circulo.

Escrito por hueco 09-08-2013 en General. Comentarios (0)

Me gustaría regresar al pasado, pero nunca nadie ha vuelto del futuro, detener el tiempo en la eternidad de un instante.