Hip hop tango.

Escrito por hueco 09-03-2012 en General. Comentarios (0)

Me pediste ahora. Te pedí que me esperaras. Tú querías ajustar las cuentas con la vida apoyándote en mi inseguridad. Yo necesitaba respirar gas fuera del horno en que me gratinaba. Esperabas poder centrar tu desconfianza en alguien que te fallaría con seguridad. Pretendía yo pensar que perdiendo el norte en soledad descubriría la carretera equivocada. Supusiste que una mentira era un motivo tan bueno como cualquier otro para construir tu verdad. Intuía que siempre te desearía más desde la lejanía. Siempre supiste que todo cambio precisa de no renunciar a trastocar los planes del destino. Trataba de comprender la distancia precisa que debía tomar de mí mismo. Una canción te bastó para soportar lo que desde niña encontraste en tu interior. Un cigarro me dijo que necesitaba unos cuantos más. Tu adicción a sufrir el hundimiento te enseñó a naufragar. Achicar la alegría de comprender me mantuvo a flote. Reconociste a tu media naranja en el espejo. Yo me interpreté con una botella vacía en la mano. Sólo coincidimos una noche, tu trabajando, yo soñando. Esa fue nuestra isla desierta, de ti y de mí. La llevo donde voy, en el bolsillo de mi desesperación.