Escorbruto tabernícola.

Escrito por hueco 08-06-2013 en General. Comentarios (0)

http://hueco.blogspot.es/img/pez.jpg 

 

 

- ¿Por qué no quieres que hagamos algo juntos?

- ¿Cuándo?

- Los próximos 50 años, si la salud nos acompaña.

- Creo que no es compatible con un proyecto en el que vengo trabajando de un tiempo a esta parte.

- ¿Cuál?

- Llegar a ser una autoridad en la estupidez, practicándola en todos los aspectos de la vida.

- Ya estás con tus gilipolleces.

- No, estoy con mis estupideces. Ser un gilipollas es el estadio último, la meta del proceso. Espero merecer el consenso general sobre mi epitafio: Aquí yace un auténtico gilipollas.

- Mientras trabajas en ello, podrías admitirme a tu lado, si quieres a modo de tutor, supervisando, no sea que te apartes del camino...

- Eso me parece hacer trampas, incluso en esto, los tahúres del perder tenemos ciertas reglas...

- ¿A saber...?

- Principalmente hacer lo contrario a lo que dicte el sentido común.

- Eso es una majadería.

- Suscribo lo que dices.

- ¡No lo entiendo!

- De eso se trata. Me llevó su tiempo darme cuenta que yo tampoco lo entendía. Por eso trato de no nadar contracorriente, es agotador.

- Si tratases de ser un poco más convencional te darías cuenta que la vida te ofrece posibilidades para dar valor a tu tiempo, como la compañía por ejemplo.

- Eso quizá también pueda ser una majadería..., por eso estoy de acuerdo con ello y con justo todo lo contrario.

- ¿Entonces...?

- La compañía es compartir la soledad, es añadir miseria a la miseria. Pero reconozco que el argumento inverso también tiene sentido, a fin de cuentas las moscas no pueden estar tan equivocadas.

- ¿En qué?

- En su gusto por la mierda.

- Creo que estas tergiversando todo.

- Creo que a eso nos dedicamos, que esa es la condición humana, tergiversar todo.

- Seguro que te crees muy interesante...

- Sí.

- Tu discurso es vacío.

- De eso se trata también, decir cosas que no entiendes para un público que tampoco las entenderá. Así nos entretenemos todos preguntando de qué cojones estamos hablando.

- Ya, unos cardan la lana y otros cogen la fama...

- Eso..., no hagas hoy lo que puedas dejar para mañana. Se trata de mantener viva la ilusión de que seremos capaces de solucionar los problemas.

- Manteniéndolos vivos...

- Difiriendo la solución.

- Ya..., buscando la solución perfecta...

- O no.

- Dejando que se resuelvan ellos solos...

- Dejando que evolucionen, por decir algo.

- ¿Es que no quieres ser feliz?

- Bueno…, digamos que las adicciones son cojonudas, lo malo son los efectos secundarios.