Keith.

Escrito por hueco 28-05-2012 en General. Comentarios (0)

http://www.youtube.com/watch?v=qkZyBe4GJW0

http://www.youtube.com/watch?v=3yAbOpiAKi8&feature=related

Puedes prescindir de la humildad si no tienes pensado equivocarte. Si crees que tienes razón no pierdas el tiempo pidiendo perdón, no es culpa tuya que los demás no entiendan. No ganas nada compadeciéndote, es una pérdida de tiempo, una llamada perdida, ni eso, una llamada que nunca lo fue, sólo en tu imaginación. Ese camino lo tienes trillado, no puedes pretender cortar todos los cables de conexión con el exterior y que la línea siga funcionando, es simple, ya no existe. Todos han borrado tu nombre de su agenda y sólo te escriben en tinta invisible, en papel traslucido y desechable. Malditos recuerdos, te enseñan añorar la esperanza, desear ser necesidad, irremplazable en una pieza de coleccionista para aquel que sepa distinguir todo a lo que eres capaz de renunciar por compartir algo, por descosificar la esencia de una persona que se sienta elegida, la opera prima provecta e hilarante de un joven muy serio, o que se toma muy en serio trocharse de risa con sus levedades. Un paseo en uno de esas tardes de domingo exiliadas del mundo de los vivos, la compañía del hombro en esas noches solitarias de aullidos no atendidos, el despreciado de la sonrisa, la sombra tapada por la sombra, el banquillo de los suplentes, el que pudo ser y no quiso, aquel a quien culpan, la que estaba junto a quien cogió el ramo de la novia. Minúscula en un SMS urgente, coros en la canción pasada de moda. El que aguanta por los dos, el que sueña por los dos, el que ama por los dos, pero en soledad. Anclado en una canción, naufragando en una triste balada.

Haces buena música pero eso de triunfar es otra cosa. Haz algo comercial, eso es la democracia, que el gran público pueda predecir el próximo acorde y que este les lleve al estado emocional que estén predispuestos a pactar con la composición. Pon un tío que esté bueno y con carisma al frente del grupo y tendrás todos los ingredientes, la mezcla exacta. La música pop no sólo va de ritmos. Se trata de que el oyente se identifique con todo el merchandising que eres capaz de suministrarle. Que se crea protagonista de la canción al igual que se cree que el actor es en realidad el personaje que representa, del mismo modo que ellos mismos se creen el papel que representan en sus vidas. Lo que les ofreces con tu canción son unas vacaciones de tres minutos de su anodina realidad, bocados de un sueño sentimental. Piensa que el secreto es que les gusta estar tristes porque desean ser felices.