Solución

Escrito por hueco 28-02-2014 en Solución. Comentarios (0)


http://www.youtube.com/watch?v=Iznpwmcntg4

Hola, ¿cómo estás?
No me cambiaría por nada ni nadie.
Yo tampoco.
¿Tú también sientes miedo?
Sí. No puedo evitarlo, supongo que por eso es tan intenso, saber que todo puede terminar hace que saboreé todos los matices como nunca antes lo había hecho.
Es como saber que la muerte está a la vuelta de la esquina.
Sí, como si estuvieras escondido de algo, en un rincón secreto y a la vez preferido y mágico que te protege de todo lo malo y externo, de las obligaciones, de lo impuesto, de los seres queridos, de la rutina.
Que te separa de todo en general, sólo existe este momento y estas personas.
Eso hace que parezca infinito, su precariedad lo carga de sentido.
También lo vacía fuera del contexto.
Pero es que el contexto es lo único que importa, porque es excelso, ¿para qué quieres el resto, o para qué lo necesitas?
Compartimos con otros lo que no hace falta aquí, no necesitamos eso entre nosotros.
¿Para qué exigirlo entonces?
Lo que nos damos en este refugio no se pierde en palabras o malentendidos.
No busca poder.
Solo placer, en estado puro. No lo confundamos con pureza, eso no existe, al menos en las relaciones.
Y eso es lo que no abunda. Las personas se disfrazan tras costumbres y tradiciones.
Aquí utilizamos el engaño de la naturaleza en nuestro provecho.
Espero que no olvidemos esto.
Yo también, me ha costado entenderlo y saber lo que quiero.
Encapsulemos esto y olvidémonos de nosotros fuera de aquí.
Es la forma de no perderse.