En contestación a tu mirada.

Escrito por hueco 03-06-2012 en General. Comentarios (0)

http://hueco.blogspot.es/img/1.jpg  

 

http://www.youtube.com/watch?v=RHlqv3A0pQc&list=FL4yTnASg6QLOJ_iymIAKiZQ&index=4&feature=plpp_video

Confiar es reconocer que nada es de fiar.

Se siente querido el que es ayudado cuando merecería el abandono.

El padre se habitúa a ser un cero a la izquierda salvo en la contribución económica.

No hay mayor desprecio que ser ignorado.

Al terminar el libro ya no es posible pasar página.

La madurez es el estado en que comienza la consciencia de las limitaciones.

En la madurez uno se comunica más con los silencios.

Pobre del que no escribe, no reflexiona sobre el sufrimiento.

Sólo el que se ha abandonado podría encontrarse algún día.

En soledad encuentras todo lo que esconde la compañía.

El soliloquio da más respuestas que la conversación.

Escuchar la naturaleza enseña el sentido de la vida.

La vida da mucho tiempo para pensar y pocos lo utilizan.

Desconfía del que no es capaz de explicarse con la claridad de un niño.

El que no cambia de opinión es un necio o un déspota.

Renunciar al ego es renunciar al poder y no perder la sonrisa.

Es difícil sentirse querido si no cuidas de ti.

Para enfrentar el problema primero debes aceptar su existencia.

Sólo se acaricia la libertad desde la renuncia.

El amigo ve en ti el niño que fuiste y el adulto fallido en que te convertiste. Y sigue a tu lado.

Escapando de lo que te preocupa te adentras más en ello.

El deseo es una gruta sin salida.

Los buenos recuerdos conducen a la melancolía, son los malos los que ayudan a sobrevivir.

Si caminas debes saber que puedes tropezar.

Si tropiezas no esperes ayuda, será la coartada para el abandono.

Nadie dijo que mirar hacia dentro fuera agradable, pero es el principio para poder ver.

Quizá un amigo nunca sabrá cómo te salvó con una llamada.

Saber te juega malas pasadas, pero la ignorancia no compensa.

No se trata de ser fiel a tus principios sino de ser fiel contigo mismo.

Los principios deben tener un final en otro principio, evolucionan.

Sólo el cambio es inmutable.

Sólo muta lo importante, lo demás desaparece.